Además de mantener a las personas físicamente protegidas, hoy las compañías deben manejar el agotamiento y el estrés de sus colaboradores, ya que es una de las consecuencias por la presión de desempeñarse durante una crisis sanitaria. Para tener control sobre este tipo de factores, hoy las empresas están usando nuevas herramientas tecnológicas, como las plataformas de gestión de personas.

 

Ante el difícil escenario que afrontan las compañías debido al Covid-19, los departamentos de Recursos Humanos se han visto en la necesidad de evaluar y reorganizar varios de sus procesos, además de implementar protocolos para ayudar a sus colaboradores a evitar la exposición al virus.

 

Entendiendo esta problemática, la consultora Great Place To Work publicó “Covid-19: Las Mejores Prácticas en la Gestión de Personas”, estudio en el que analizaron a más de 100 empresas, para saber cómo están afrontando la actual crisis sanitaria y cómo afecta esta situación en sus resultados de negocio y la gestión del personal.

 

Según este estudio, la mayoría de las compañías ha optado por reforzar la comunicación interna y ofrecer mayores oportunidades de flexibilidad y conciliación, principalmente para los trabajadores que tienen niños que cuidar en casa. De hecho, el 99% de las compañías señaló que tienen implantadas medidas para facilitar el trabajo remoto, mientras que el 70% admitió que entre el 75 y el 100% de sus colaboradores tiene acceso a esta modalidad de trabajo.

 

Por su parte, según el estudio “COVID-19: Estrategias prácticas para la plantilla de personal que priorizan a las personas” de Deloitte, el 90% de las empresas considera que es urgentemente necesario brindar a sus empleados opciones de trabajo a distancia y flexibles.

 

En este sentido, la implementación de un software de Recursos Humanos es clave, ya que son capaces de acelerar la digitalización de las empresas y ayudarles a seguir operando de forma remota. Esto, porque son capaces de digitalizar diversos procesos de recursos humanos como gestión de personas, remuneraciones, talento, clima laboral, encuestas, capacitación, reclutamiento y selección. Además, estos software ayudan a las compañías a optimizar procesos y reducir costos, factores fundamentales para afrontar la crisis.

 

Ejemplos de buenas prácticas en la gestión de personas

Para afrontar la crisis sanitaria y garantizar la seguridad de sus colaboradores, las compañías Top Employers como EY, Indra, ING, MAPFRE y Securitas Direct implementaron rápidamente una serie de medidas y protocolos de acción. Según los expertos de Top Employers España, estas iniciativas resultaron exitosas debido a los pasos previos que habían dado estas empresas en ámbitos como los esquemas de trabajo flexible, la gestión del cambio, el teletrabajo o los recursos tecnológicos para la comunicación interna, que les permitieron conseguir una rápida adaptación.

 

EY: la apuesta por el teletrabajo

El 5 de marzo Ernst & Young, reconocida compañía que incluye servicios de auditoría, contabilidad, finanzas, asesoría legal y asesoramiento en la gestión de la empresa, decidió que sus 3.100 colaboradores en Madrid operaran de forma remota, tras identificar un caso positivo de Covid-19.

 

Entonces, la empresa activó la Fase 2 de su Protocolo de Prevención, que contemplaba diversas medidas como el Smart Working, fórmula de gestión empresarial que se basa en tres pilares básicos: movilidad y flexibilidad horaria, trabajo por equipos y el uso de nuevas tecnologías.

 

Todo esto con el fin de garantizar la seguridad y salud de sus trabajadores, además de la continuidad en la excelencia del servicio al cliente. La semana previa, EY había activado la Fase 1 de su protocolo, que incluía la restricción de viajes, la cancelación de eventos y el aviso de llevar a sus hogares el celular y el computador, para estar preparados en caso de ser necesaria la activación de la Fase 2.

 

Te podría interesar: Cómo realizar un proceso de onboarding exitoso a colaboradores que teletrabajan

 

ING: máxima flexibilidad de horario

Esta reconocida institución financiera, que ofrece servicios de banca, seguros e inversiones, implementó el teletrabajo para todos sus colaboradores, gracias a una organización y coordinación que les garantiza el servicio a sus clientes y, a su vez, facilita la vida personal de los trabajadores. Sumado a esto, el banco puso a disposición de todos sus colaboradores la información necesaria para que utilicen las herramientas de trabajo con la mayor eficiencia posible y tomen las medidas preventivas e higiénicas que eviten el contagio.

 

Por último, la empresa holandesa decidió flexibilizar al máximo el horario laboral, para que sus colaboradores puedan compatibilizar el trabajo con el cuidado de sus hijos y familiares.

 

Indra: flexibilidad y trabajo remoto para la conciliación

La empresa multinacional española, que ofrece servicios de consultoría sobre transporte, defensa, energía, telecomunicaciones y servicios financieros, implementó mecanismos para que sus colaboradores puedan operar a través de diferentes opciones desde el hogar. Mientras que para quienes deben permanecer en sus puestos de trabajo, están analizando modelos de flexibilidad horaria y revisión de turnos. Además, Indra adoptó medidas para proteger a sus colaboradores con mayor riesgo en caso de contagio, como embarazadas o personas que sufren enfermedades crónicas.

 

En este sentido, las plataformas para gestión de personas que cuentan con sistemas de geolocalización como herramienta para proteger a sus colaboradores, tienen la capacidad de filtrar por medio de los datos demográficos de cada colaborador, quiénes son aptos para volver al lugar de trabajo sin arriesgarse a contagios.

 

Por ejemplo, las personas con mayor riesgo, son los mayores de 60 años, las personas con obesidad, enfermedades crónicas y preexistentes. Estos software son capaces de considerar estos datos esenciales de cada colaborador, seleccionando a quienes tienen menores probabilidades de contraer el virus al volver a trabajar físicamente.

 

MAPFRE: el refuerzo de los canales telemáticos

La empresa multinacional española, dedicada al sector del seguro y reaseguro, estableció rápidamente un procedimiento de emergencia sanitaria con el objetivo de resguardar la salud de sus colaboradores, además de garantizar la continuidad del negocio y la calidad del servicio a sus clientes.

 

Actualmente , la empresa cuenta con más del 90% de sus trabajadores en España operando de forma remota, medida adoptada para reducir el riesgo de contagio y poder garantizar el servicio. En marco a este procedimiento, la compañía desplegó planes específicos para los distintos países donde opera. Respecto a sus oficinas, solo permanecen abiertas las que la compañía considera imprescindibles para la atención al público, extremando todas las medidas de seguridad.

 

Securitas Direct: teletrabajo, conciliación y comunicación constante

La empresa de seguridad sueca, que conoce las ventajas de construir un entorno inclusivo, evaluó cada uno de los casos considerando la diversidad de su planilla de colaboradores, para adaptarse a sus necesidades con teletrabajo y planes de conciliación. Esto con el propósito de seguir ofreciendo un servicio de excelencia. Por otro lado, han establecido una comunicación cercana y constante con sus colaboradores, para evitar riesgos innecesarios y prevenir contagios.

 

Según el estudio de Great Place To Work mencionado anteriormente, entre las mejores prácticas destacan acciones encaminadas a reforzar la transparencia de la comunicación para mantener informados a sus colaboradores y lograr disminuir el agotamiento y el estrés. Otro de los desafíos importantes que deben fomentar las empresas es la motivación de sus trabajadores y aumentar la confianza en el teletrabajo, ya que por el momento sólo el 63% de los gerentes admite tener confianza total en el desempeño de sus equipos a distancia.

New call-to-action