Hoy el cuidado de la salud y el bienestar de las personas se han convertido en aspectos fundamentales, no solo para evitar contagios al interior de las empresas, sino también para mantener la motivación y  alcanzar los objetivos comerciales. En este escenario, la tecnología juega un rol clave, en especial para las áreas de Recursos Humanos.

 

Tras la propagación del COVID-19 los gobiernos implementaron durante meses drásticas medidas sanitarias, como las cuarentenas, mientras que gran parte de las empresas adoptaron nuevas modalidades laborales, como los contratos de corta duración y el teletrabajo, tendencias que se mantendrán en 2021. Según un estudio de Randstad Chile, el 75% de las compañías mantendrá el trabajo a distancia después de la pandemia.

 

Este escenario ha provocado bruscos cambios en la vida de las personas, que hoy deben permanecer gran parte del tiempo confinados en sus hogares, mientras que el resto debe trabajar también en sus casas, enfrentando nuevas dificultades, como tener que cuidar a sus hijos de forma simultánea. De acuerdo a una encuesta realizada por Trabajando.com, el 79% de los trabajadores chilenos revela que dedica más horas al trabajo que antes y un 70% reconoce sufrir estrés.

 

Por esto, en 2021 será más importante que nunca que los gerentes y líderes entiendan la importancia de conocer más sobre la vida personal de cada colaborador dentro de la organización y que las compañías aprendan a cuidar a los trabajadores con políticas de responsabilidad social empresarial.

 

En este desafío, la implementación y uso de nuevas tecnologías de análisis de datos es sumamente relevante, ya que colabora en alinear la gestión del capital humano con los objetivos del negocio e incluso, metodologías como People Analytics, son capaces de ayudar a las compañías a cumplir sus objetivos comerciales.

 

La adopción de estas nuevas herramientas, administradas a través de plataformas para la gestión de personas, ha ayudado a las áreas de Recursos Humanos a gestionar el compromiso de los colaboradores y analizar su potencial y desempeño a partir de datos propios, generando planes de acción personalizados y aumentando el grado de satisfacción, lo que en consecuencia mejora la productividad. Es por esto que el mercado de la ciencia de datos crece a tasas cercanas al 30% anual, según datos de EY Chile, consultora de Data Analytics.

 

6 maneras de apoyar a tus colaboradores en tiempos de incertidumbre

Independientemente de que se deba a un desastre natural o problemas de salud mundial -como la pandemia actual- toda empresa deberá afrontarse a inesperadas circunstancias externas. Debido a lo complejo de mantener el funcionamiento de una empresa en tiempos disruptivos, una de las claves es que el área de RR. HH. se ocupe del cuidado de la salud y el bienestar de los colaboradores, además de asegurar que se mantengan motivados y tranquilos. Para alcanzar este objetivo, existen algunos consejos que es recomendable tener en consideración.

 

1. Planificar los escenarios específicos antes de que ocurran

Si bien los líderes de Recursos Humanos no pueden predecir el futuro, si pueden planificar y elaborar un plan para cuando los trabajadores y responsables busquen respuestas sobre cómo gestionar a las personas en estas situaciones complejas.

 

La planificación de riesgos significa prepararse para hechos poco probables y potencialmente peligrosos, como desastres naturales y pandemias. Para esto, por ejemplo, las empresas habitualmente realizan capacitaciones que ayudan a los trabajadores a saber qué hacer si, por ejemplo, se produce un terremoto o un incendio.

 

 

En este sentido, los software de RR. HH. son útiles, ya que permiten gestionar y hacer seguimiento de todas las capacitaciones, brindando visibilidad a los colaboradores y alineando las necesidades del negocio con la planificación y posterior ejecución de nuevos cursos.

 

Sumado a esto, permiten detectar las necesidades de la organización y realizar un plan de capacitación por competencias; gestionar los cursos, estableciendo su modalidad, agregando sesiones y visualizando los cupos disponibles y sus participantes; configurar distintos flujos, permitiendo a los colaboradores mostrar interés y a las jefaturas inscribir a sus equipos; llevar registro de la asistencia y calificación de los participantes, determinando si cumplen con los requisitos del curso; además de filtrar y analizar los reportes en tiempo real para apoyar el desarrollo organizacional.

 

2. Comunicarse con los trabajadores de forma permanente

Hoy más que nunca la comunicación con los colaboradores es vital, aún más si consideramos la gran cantidad de medidas y cambios que han implementado las empresas debido a la pandemia. Por esto, las organizaciones están haciendo cada vez más hincapié en la transparencia, aspecto clave para poder evitar contagios y resguardar la salud de las personas.

 

Por otra parte, comunicar con transparencia hace que los trabajadores se sientan valorados, además de hacerlos entender lo importante de mantenerlos informados sobre lo que ocurre al interior de la organización, lo que a su vez, también es una clara señal de confianza y compromiso con los colaboradores.

 

Gracias a las plataformas para la gestión de personas, es posible establecer una comunicación fluida con los colaboradores. Además permite comunicar a todos, o a un grupo específico, la información que se estime conveniente en tiempo real. Estos aspectos son relevantes, ya que si bien los líderes pueden tomar las mejores medidas y decisiones para evitar contagios y bajar los niveles de ansiedad, poco o nada será el impacto que tendrán si los trabajadores no se enteran.

 

La transparencia es especialmente importante en circunstancias imprevistas, como la desatada por el COVID-19, ya que permite a las organizaciones crear confianza y ganarse el respeto de los colaboradores. Comunicar a las personas cómo y por qué la compañía toma ciertas decisiones o aplica medidas específicas, les dará la tranquilidad de que el área de RR. HH. está trabajando para protegerlos.

 

3. Liderar con el ejemplo

Los líderes de Recursos Humanos y los altos ejecutivos son quienes marcan la comunicación dentro de la empresa. Para que una compañía tenga éxito, sus líderes deben hacer lo que predican y ser un ejemplo para el resto de los trabajadores. Esto es clave, ya que si un ejecutivo no lidera con el ejemplo, dejará a los colaboradores confundidos sobre cómo deben actuar.

 

Cuando los líderes tienen el comportamiento apropiado, sus trabajadores saben exactamente lo que se espera de ellos. Esto les permite concentrarse en su trabajo en vez de perder tiempo y energía en cuestionar las políticas de la empresa.

En este sentido, los software de RR. HH. resultan ser un gran aliado ya que ayudan a los líderes en la toma de decisiones. Y es que gracias a metodologías como People Analytics, no solo son capaces de agregar valor a la empresa con decisiones informadas para que el negocio crezca y avance hacia nuevos desafíos, sino también permite a los líderes tomar sus decisiones estratégicas basadas en números, estadísticas, probabilidades y métricas.

 

Además, estos software contribuyen a la gestión de los líderes, ayudándolos a entender de mejor forma cómo operan los colaboradores, su desempeño, necesidades y expectativas, gracias a los datos de los propios trabajadores.

 

4. Mayor flexibilidad

En los últimos años, se ha observado una tendencia creciente en los horarios de trabajo flexibles y la implementación de modalidades como el teletrabajo. Esto se debe a que ayudan a las personas a gestionar de mejor manera el equilibrio entre su vida laboral y personal o enfrentar momentos de incertidumbre como el desatado por la actual pandemia.

 

Según un reciente estudio elaborado por Sodexo, el 48% de los trabajadores chilenos siente que el último año ha mejorado su calidad de vida, lo que coincide con la implementación del trabajo remoto tras el estallido social y la posterior propagación del COVID-19.

 

Hoy es vital que las organizaciones fomenten una cultura que permita a sus colaboradores trabajar desde cualquier lugar, en caso de que la oficina cierre por un período prolongado debido a alguna circunstancia externa.

 

 

En este sentido, es valioso considerar estas plataformas para la gestión de personas al ser capaces de digitalizar diversos procesos de Recursos Humanos tales como remuneraciones, talento, clima laboral y encuestas, capacitación, reclutamiento y selección. Esto a su vez, no solo ayuda a las compañías seguir operando de forma remota, sino a la vez optimizar procesos y reducir costos.

 

Además, existen algunas que cuentan con herramientas de geolocalización que ayudan a proteger a los trabajadores. Esta tecnología permite monitorear el lugar en donde se ubican los colaboradores y la sucursal a la que podrían ser reubicados, considerando factores como si el lugar de residencia del trabajador está en cuarentena, transición, apertura inicial o apertura avanzada, el tiempo de traslado que tomaría al colaborador llegar a su lugar de trabajo, el tipo de transporte que utiliza y las zonas que debe recorrer para llegar a su destino final.

 

5. Ofrecer cursos de aprendizaje sobre temas relevantes

Las situaciones inesperadas, como la pandemia actual, provocan que los trabajadores deban hacer ajustes a sus horarios y aprender a usar nuevas herramientas tecnológicas, que en este caso han sido impulsadas principalmente por el trabajo remoto.

 

El área de Recursos Humanos es la encargada de entregar a los colaboradores las herramientas que necesitan para llevar a cabo las tareas propias de cada rol. En este sentido, los programas de aprendizaje y las capacitaciones online resultan muy útiles para seguir prosperando en el trabajo.

 

 

Los software de RR. HH. son aliados claves en este aspecto, ya que no sólo ayudan a gestionar y hacer seguimiento de todas las capacitaciones, brindando visibilidad a los colaboradores y alineando las necesidades del negocio con la planificación y posterior ejecución de nuevos cursos, sino también permiten realizar procesos exitosos de onboarding a trabajadores que operan de forma remota.

 

6. Reajustar los objetivos

En tiempos de incertidumbre es clave entender que los cambios son inevitables. Más que buscar minimizar los problemas que están fuera del alcance de la compañía, los líderes deben aceptar estos desafíos ajustando la forma de cumplir los objetivos.

 

Para lograrlo, no solo es necesario fomentar la adaptabilidad al interior de la compañía con medidas de flexibilidad laboral, sean estas en relación al horario de la jornada o la implementación del trabajo remoto, sino también apoyar y guiar a los trabajadores.

 

Por ejemplo, si un colaborador que opera de forma remota debe realizar una tarea específica y no tendrá el seguimiento habitual del trabajo presencial hasta terminarla, es imprescindible que su líder o jefatura directa entregue las indicaciones precisas para llevarla a cabo según el resultado esperado.

 

Si bien realizar este tipo de cambios conlleva afrontar diversas dificultades, al proporcionar a los trabajadores los recursos y el apoyo necesarios, no solo será beneficioso para la compañía, sino también para los colaboradores, ya que podrán gestionar cualquier cambio que se les presente en el futuro.

 

Además de mantener a las personas físicamente protegidas, hoy las compañías deben manejar el agotamiento y el estrés de sus colaboradores, ya que es una de las consecuencias por la presión de desempeñarse durante una crisis sanitaria.

 

Para tener control sobre este tipo de factores, hoy las empresas están usando nuevas herramientas tecnológicas, como las plataformas de gestión de personas. Según el estudio “COVID-19: Estrategias prácticas para la plantilla de personal que priorizan a las personas” de Deloitte, el 90% de las empresas considera que es urgentemente necesario brindar a sus empleados opciones de trabajo a distancia y flexibles.

Nueva llamada a la acción