Es paradójico, pero durante mucho tiempo la tecnología fue mirada con malos ojos por parte de algunos departamentos de Recursos Humanos.

Más que por el hecho de tener que cambiar el modo de trabajar, los encargados sentían que podían perder control sobre las funciones del personal de la empresa. Nada más alejado de la realidad.

Como señala este artículo sobre pequeñas y medianas empresas elaborado por el periódico online Chron, la tecnología siempre ha mejorado las condiciones laborales. Desde simplificar procesos tediosos y perjudiciales para el medio ambiente, hasta promover nuevas modalidades de trabajo que no solo aumentan la productividad, sino que mejoran el bienestar de los colaboradores.

A estas alturas, no hay que ser muy vidente para entender lo beneficioso que resulta implementar nuevas tecnologías en tu entorno laboral y, si bien también presenta algunas desventajas, tiene más bondades y te las contamos a continuación.

Colaboradores más productivos y felices

La tecnología agiliza los procesos de producción y la comunicación en las empresas, lo que repercute directamente en la productividad de las mismas. Y es que lo que antes tomaba horas, hoy puede tomar solo minutos, como realizar los pagos a colaboradores o hacer una solicitud de vacaciones.

En este sentido, el teletrabajo también contribuye a que los colaboradores ahorren tiempo valioso, pues hoy, gracias a las posibilidades que da la tecnología, es posible ejecutar numerosas labores a distancia, lo que a su vez repercute en menos horas destinadas a traslados y sí a proyectos personales, actividad física e incluso ocio; es decir, contribuye al esfuerzo de cuidar a nuestros colaboradores.

Personas y equipos más colaborativos

Tanto empresas como trabajadores deben apoyarse en la tecnología para integrarse a lo que hoy se conoce como economía colaborativa, tal como señala el portal Universia.

La principal razón es que en el futuro cercano, será cada vez más común la convivencia con robots en los lugares de trabajo, algo que ya anuncia la actual automatización de procesos.

De esta forma, las herramientas tecnológicas y su constante implementación, revisión y actualización dentro de las empresas, no solo contribuyen a contar con colaboradores más productivos y felices, sino que también a fortalecer a los distintos equipos de trabajo a través de una comunicación más frecuente y ágil.

Trabajadores competitivos y saludables

Considerando el dinamismo de la industria tecnológica, si una empresa implementa y actualiza constantemente sus soluciones de RRHH -junto con otros softwares de automatización- sus colaboradores tendrán que adaptarse a las nuevas formas de trabajo.

En este sentido, no solo se vuelven más competitivos para el mercado actual, sino que también pueden postular a mejores posiciones dentro de la organización o incluso a los nuevos rangos encargados de adaptar a la fuerza laboral de una compañía a los empleos del futuro, como sugiere esta nota de Edu4.me

Asimismo, gracias a que las soluciones tecnológicas resuelven tareas que antes requerían tiempo y costos extra, los trabajadores realizan labores más estratégicas y creativas, pudiendo destinar más energía en el contacto directo con las personas y volviendo su trato más humano, de paso.

Con esto, también nos referimos a aprovechar la flexibilidad ganada (como en el caso concreto del teletrabajo) para adoptar hábitos saludables dentro de sus rutinas laborales.

Trabajo + tecnología = Entorno laboral integral

Los nuevos modelos de trabajo exigen a las empresas mantenerse al día con los avances tecnológicos. Al hacerlo, cubren cada vez más ámbitos de los Recursos Humanos como la gestión de talento, el desarrollo organizacional e inclusive la salud ocupacional, entre otros.

Cuando las empresas se enfocan de manera contundente en los colaboradores, mediante softwares de gestión de personas, los entornos laborales se vuelven más saludables y productivos.

 

New call-to-action