Más de 15 millones de trabajadores estadounidenses— y contando— han renunciado a sus trabajos desde abril de 2021, un número récord que ha afectado a empresas en todas las industrias.

 

¿La razón? Las compañías no comprenden realmente por qué sus empleados están migrando y en lugar de averiguar la causa de este fenómeno, apuestan por soluciones como aumentos de sueldos o beneficios financieros, sin realizar esfuerzos por fortalecer las relaciones al interior de la organización. ¿El resultado? Una insatisfacción que impulsa a los colaboradores a buscar nuevos horizontes.

 

No tiene por qué ser así

 

Si las empresas se esfuerzan por comprender mejor por qué los empleados se están yendo, podrán tomar medidas significativas para retenerlos, evitando así la “Gran Deserción” de la que habla McKinsey Company, convirtiéndola en una “Gran Atracción y Retención” de talento. Para ello, es imprescindible gestionar adecuadamente talento de las organizaciones, alineando estratégicamente el desarrollo profesional de cada uno de tus colaboradores con los objetivos de tu negocio.

 

Actualmente, la “Atracción y Retención del Talento” es un concepto estrechamente ligado a concebir una organización que es capaz de identificar el ciclo de vida completo del colaborador en su trabajo. Para ello, las compañías deben esmerarse en propiciar un clima laboral óptimo, donde los equipos puedan potenciar sus talentos, capacitarse para mejorar sus debilidades y definir su propósito dentro de la organización, generando como resultado un mayor sentido de pertenencia. Pero vamos por parte.

 

New call-to-action

 

¿Qué es la “Atracción y Retención” del talento?

 

En líneas generales, la atracción de nuevos talentos en una organización está ligada a la proyección que esta transmite hacia el exterior en cuestión de valores, crecimiento y  desarrollo. Se trata, igualmente, de un tema de solidez en el mercado, de sustentabilidad, además de seriedad y credibilidad. La retención, en tanto, tiene que ver con la cultura de la empresa, entendido como un proceso en el que se alienta a los trabajadores a permanecer en la organización por un período de tiempo prolongado, utilizando las estrategias y herramientas de retención más efectivas.

 

Crecimiento y Proyección Laboral

 

En la actualidad el concepto de trabajo ha variado y con el paso del tiempo las empresas han evolucionado. Así, contar con un buen “Clima Laboral” se ha convertido en un aspecto fundamental para la productividad y desarrollo de las compañías. Para ello, las encuestas de clima y su posterior análisis son de mucha ayuda, ya que permiten escuchar, evaluar y mejorar el ambiente. Así lo avala la plataforma de gestión de clientes CRM Salesforce, la cual afirma que los trabajadores que se sienten escuchados por su empresa se sienten 4.6 veces más estimulados para ofrecer lo mejor de sí en su desempeño. 

 

Otro aspecto sumamente importante es realizar una adecuada “Gestión del Talento”, la que en conjunto con las encuestas permitirían a las organizaciones alcanzar sus objetivos y propósitos, implicando identificar los talentos clave que impulsarán el éxito de la empresa y garantizando que estas personas talentosas se encuentran localizadas, nutridas y retenidas. 


Como lo vemos, son diversos los factores que influyen en el bienestar de los colaboradores y en la forma en que se desenvuelven, aumentando su creatividad y productividad. Pero no se trata solo de estos factores, sino que también es importante fomentar el crecimiento personal y como profesional con el propósito de retener a los talentos; de esta forma el personal contará con un propósito claro dentro de la organización, proyectando su desarrollo profesional en un mismo sitio y sin la necesidad de buscar nuevos horizontes.

 

Agendar Demo