La denominada “nueva realidad” impuesta por la pandemia del Covid-19 ha provocado cambios en la mayoría de las actividades que realizamos, y por supuesto el ámbito laboral no es la excepción.

Como lo revisamos en anteriores artículos, actualmente los colaboradores asignan una vital importancia al clima laboral, considerándolo un requisito esencial para desempeñarse en una organización. Pero no es el único factor; hoy la gestión del talento también es considerada con un valor determinante en el bienestar de los colaboradores.

 

¿Qué es la gestión del talento y por qué es importante?

 

La gestión del talento va más allá de los recursos humanos tradicionales, e implica identificar los talentos clave que impulsarán el éxito de la empresa y garantizaran que estos colaboradores estén identificados, nutridos y comprometidos. En un comienzo, la gestión del talento se centraba principalmente en los altos cargos, pero las organizaciones se han dado cuenta de que los talentos existen en todas las líneas de una compañía. 

 

A fines de la década de los 90s e inicios de los 2000, McKinsey & Company realizó en Estados Unidos dos completas investigaciones con el propósito de determinar la importancia de la gestión del talento en compañías exitosas. Sus conclusiones fueron diversas y algunas sorprendentes:

 

  • En la industria manufacturera, las empresas con los mejores gerentes de planta aumentaron las ganancias en un 130%; mientras que las de menor desempeño no mostraron mejores resultados.

  • En los servicios industriales, las empresas con los mejores managers aumentaron las ganancias en un 80%, mientras que las compañías con un rendimiento más bajo por parte de los altos cargos mantuvieron las ganancias estables.

  • En servicios financieros, los gerentes con un mejor desempeño aumentaron un 50%, mientras que los de peor desempeño no mostraron ningún aumento.

  • Las empresas más comprometidas con la gestión del talento mostraron un retorno para los accionistas de 22 puntos porcentuales por encima de la media.


New call-to-action

Desarrollo y retención  del talento 

 

Para desarrollar y retener el talento en una organización es necesario evaluar el desempeño de los colaboradores, reconociendo sus fortalezas y oportunidades de mejora con el fin de apoyar constantemente su desarrollo y ciclo de vida profesional.

 

De acuerdo a datos de Ranstad, el 75% de las empresas en Chile se mantendrá en modalidad de teletrabajo tras la pandemia y, a nivel global, más del 20% de la fuerza laboral de los países desarrollados podrá seguir trabajando desde casa entre tres y cinco días según McKinsey & Company. De acuerdo a este escenario, hoy la automatización surge como una oportunidad para revolucionar la gestión del talento en las organizaciones.

 

 

¿Por qué automatizar la gestión del talento en tu empresa?

 

La transformación digital es un hecho para diversas áreas de las organizaciones, y no es la excepción para Recursos Humanos. Una encuesta realizada por KPMG, empresa que ofrece servicios de auditoría, asesoramiento legal, fiscal, financiero y de negocio, reveló datos concluyentes:

  • 2 de cada 3 líderes de RRHH reconoce que el sector está viviendo una transformación digital.

  • 60% de los departamentos invertirá en análisis predictivo de datos, 53% en automatización de procesos y 47% en inteligencia artificial en los dos próximos años.

Como lo hemos visto, actualmente realizar una eficaz gestión del talento es igualmente importante como contar con un buen clima laboral, desarrollando las fortalezas y mejorando las debilidades de los colaboradores con el propósito de potenciar su desarrollo profesional. Esto, sin dudas, ha adquirido un valor fundamental a la hora de propiciar y mantener un ambiente de trabajo que involucre al equipo y lo alinee con los objetivos estratégicos de cada organización.

 

Agendar Demo