¿Así que por fin lograste encontrar a la persona perfecta para aquella vacante que tenías? Felicidades, ahora es importante planificar los siguientes pasos si quieres sacarle provecho a tus nuevos talentos.

El proceso de inducción es una etapa de suma importancia en el ciclo de vida de los colaboradores de cualquier organización. Durante esta, tus nuevos talentos estarán teniendo su primera impresión sobre el día a día en la misma, estableciendo los lineamientos de la experiencia del empleado.

Este proceso inicia con la contratación del colaborador y pretende adaptar a este en su nuevo puesto de trabajo, generando instancias donde se aborden todos los aspectos de la organización, así como lo pueden ser sus compañeros, sus obligaciones, derechos, políticas o procedimientos que se utilizan en la misma.

Poseer un fuerte proceso de inducción puede generar un gran impacto en el compromiso de los colaboradores. Según una encuesta realizada por Aberdeen group el 86% de los colaboradores respondieron que la decisión de quedarse en una compañía la tomaron en los primeros seis meses de desempeño en la misma.

Es por esto que te entregamos cinco puntos que deberías considerar a la hora de diseñar tu plan de inducción.

1. Carta de oferta

¿Te has puesto a pensar en el impacto que tiene una carta de oferta en tus posibles futuros talentos? Una carta de oferta es de las primeras instancias de interacción que tus nuevas contrataciones poseen.

Además de un puesto de trabajo tentador y un salario atractivo, deberías empezar a pensar la manera en que comunicas a tus futuros talentos el interés que tienes en ellos. Algunas cosas que podrías considerar es cuán cercana, genuina y personal es la carta que estás enviando. Junto con esto, deberías plantearte cuán precisa y específica es la información que estás entregando a tus nuevas contrataciones.

2. Pre-Onboarding

¿Que estás realizando entre el periodo de aceptación de la carta de oferta y el primer dia de trabajo para orientar a tu nuevo colaborador? Generalmente en las organizaciones, este periodo de tiempo es desaprovechado al no establecer una comunicación directa con el nuevo colaborador. Por otro lado, una buena manera de aprovecharlo, es precisamente estableciendo contacto buscando la integración del colaborador a las temáticas inherentes de la organización o de su rol.

Esto no significa que empezarás a enviarle trabajo antes de su primer día. Sino más bien, que puedes establecer canales por los cuales tus nuevas contrataciones puedan sentirse integradas a la organización.

3. Entrenamiento en la cultura de la empresa

Dentro del amplio espectro de temáticas a considerar dentro de una capacitación general un punto importante a considerar es el entrenamiento en su propia cultura de la organización.

Dejar en la mesa aquellas temáticas o cosas que la empresa busca representar, además de aquellas cosas que no admite, permite a las organizaciones hacer explícitos sus lineamientos y posturas en torno a las temáticas que estimen pertinentes. Desde el colaborador le permite adaptarse y delinear su comportamiento en términos de las expectativas de la organización.

4. Entrenamiento en beneficios

Incluso los paquetes de beneficios más sencillos pueden ser extremadamente beneficiosos si las personas saben como sacarles provecho. Muchas organizaciones pagan grandes cantidades de dinero en planes de beneficios sin preocuparse en generar una comunicación efectiva al respecto, lo que implica perder la oportunidad de mejorar el bienestar y engagement de los trabajadores.

Una buena manera de abordar la situación desde un inicio es darse el tiempo de explicar con detenimiento tu paquete de beneficios a los nuevos colaboradores permitiéndoles comprender el contenido y aclarar las distintas preguntas que pueden surgir para que la información quede lo más clara posible.

5.Introducir a tu equipo

Una de las etapas más importantes del proceso de inducción, es aquella donde el nuevo colaborador conoce a su equipo de trabajo. Esta instancia es una gran manera de realizar la transición entre el proceso de inducción propiamente tal y el inicio de las labores del colaborador en la organización.

Sin importar el tamaño de la organización donde estés, presentar a tus nuevos talentos a su equipo de trabajo es importante y ante esto te sugerimos dos cosas: tener un proceso determinado y comunicarlo claramente.

Establecer claramente los lineamientos de la instancia de socialización permite a tus colaboradores tomarse el tiempo para conocer y compartir con las nuevas incorporaciones de tu equipo.

En la misma línea, comunicar claramente la incorporación de nuevos colaboradores permitirá a los miembros de tu equipo adaptarse de mejor manera a los cambios que conlleva una nueva contratación, entendiendo las distintas funciones que la nueva contratación va a desempeñar.

Una buena manera de ayudar a la adaptación de los nuevos colaboradores a su nuevo equipo de trabajo es fomentar la participación de estos últimos a través de programas de mentorías, donde un miembro del equipo de la nueva contratación se hace cargo de las preguntas o inquietudes que surjan al nuevo colaborador respecto a temáticas relacionadas con del dia a dia en la organización.

 

Referencias

Bauer, T. (2010). Onboarding New Employees: Maximizing Success. Society for Human Resources Management Retrieved from https://www.shrm.org/foundation/ourwork/initiatives/resources-from-past-initiatives/Documents/Onboarding%20New%20Employees.pdf

Rollag, K., Parise, S., & Cross, R. (2005). Getting New Hires Up to Speed Quickly. MIT Sloan Management Review. Retrieved from https://www.researchgate.net/publication/228904053_Getting_New_Hires_Up_to_Speed_Quickly

Cornerstone. (2019). Onboarding Best Practices: How to Onboard New Employees. Cornerstone. Retrieved from https://www.cornerstoneondemand.com/resources/articles/onboarding-best-practices-how-onboard-new-employees