La transformación digital ha llegado –para quedarse- al mundo organizacional. Ya las personas han adoptado la tecnología –fija y móvil- para apoyar prácticamente todos los aspectos de su vida, y la brecha con el mundo organizacional poco a poco se ha ido acortando. Áreas como el marketing, las ventas, las operaciones, la contabilidad, etc, cada vez operan más apoyados en tecnología, para automatizar procesos, generar información en tiempo real, reportes comparativos, entre otras cosas.

Recursos Humanos, por su parte, tiene aún la tarea pendiente. Si bien en los últimos 5 años ha habido una explosión de servicios tecnológicos para diversos procesos vinculados a la gestión de personas, aún falta mucho en materias de adoptación de estas tecnologías, las cuales con frecuencia son percibidas como complejas, o simplemente implican un cambio en la forma de hacer las cosas, lo cual, como sabemos, siempre genera un grado de resistencia.

De acuerdo a datos del CEB, más del 90% de los CEO’s considera que los datos respecto al talento son críticos, pero 85% considera que los datos que el área de RRHH les entrega son insuficientes para la toma de decisiones.

Hoy la tecnología permite al área de RRHH aportar datos duros sobre su gestión e impacto en la mesa directiva, dando un respaldo sólido a su gestión, beneficiando tanto a los colaboradores como al negocio.

Para poder ilustrar este impacto, según una encuesta realizada por IBM y el MIT, las compañías que utilizan analitica de datos en relación a la gestion de personas obtienen un 8% en crecimiento en ventas, un 24% de aumento de su margen neto, y un 58% de aumento de ventas por empleado en promedio.

Casos de éxito sobre el impacto de la transformación digital en las organizaciones de sobran, en el caso de Google, sus prácticas en torno a la gestión de personas lograron posicionarla como una de las tres empresas más valoradas a nivel mundial, En Google, las decisiones relacionadas a la gestión de personas son las que más impactan e importan en la organización.

Google, a través del proyecto oxígeno y el análisis de más de 10.000 evaluaciones de desempeño, en conjunto con nominaciones a premios, encuesta de opinión, entre otros. Lograron identificar las prácticas que caracterizan a los gerentes exitosos de google configurando a su vez una serie de directrices identificando a potenciales talentos y generar oportunidades de mejora para los colaboradores de la organización.

Otro ejemplo de caso de éxito es la financiera PNC, que mediante la utilización de tecnología para su gestión de personas, realizó un análisis del desempeño de sus colaboradores en ventas respecto a sus contrataciones externas e internas, los resultados fueron claro: los candidatos internos eran significativamente más productivos que aquellos contratados externamente. generando un cambio en sus políticas de contratación que se tradujo en un aumento millonario en ventas.

Estos casos de éxito no solo nos permiten ver cómo la gestión de RRHH basada en datos aporta al negocio, sino que nos permite evidenciar que el mercado en general ya está avanzando en esta línea, y en un escenario de extrema competencia, la agilidad, efectividad y capacidad de decisiones certeras, es un elemento diferenciador clave para el éxito.

En base a la evidencia, podemos concluir que la adopción de herramientas tecnológicas, que nos faciliten la gestión, traqueo de datos, análisis y reportes, ya no es un “nice to have”, sino cada vez más una necesidad si no nos queremos quedar debajo de la mesa de las decisiones o por detrás de los competidores