En la actualidad, las compañías saben del rol vital que cumplen las personas para el desarrollo de los negocios y el cumplimiento de los objetivos comerciales, contexto en el que la motivación y el compromiso resultan determinantes para el éxito.

 

Según estudios de la Universidad de Warwick y del Wall Street Journal junto al Opener Institute for People, cuando un colaborador está satisfecho con su puesto de trabajo, es un 12% más productivo y un 31% más eficiente. Esto demuestra una relación directa entre motivación laboral y el desempeño, razón por la cual las empresas se preocupan cada vez más de la felicidad de sus trabajadores.

 

Es por esto, que el compromiso de las compañías con sus colaboradores se ha convertido en uno de los aspectos estratégicos imprescindibles en todo tipo de organizaciones, por lo que las medidas para re-humanizar el trabajo, como la retribución flexible o los beneficios sociales, resultan ser una excelente alternativa para su bienestar, más aún en el contexto de pandemia actual, donde la empatía y la flexibilidad son conceptos vitales.

 

En este sentido, es fundamental fortalecer la propuesta de valor actual hacia los colaboradores. Para esto, es necesario incentivar la formación y los planes de carrera al interior de la organización, involucrar más a los trabajadores en la misión de la compañía e implementar programas de inducción -que incluyan los valores corporativos- al incorporar nuevos trabajadores.

 

Frente a este escenario, la tecnología resulta ser sumamente útil para los líderes de RR. HH, ya que a través de plataformas para la gestión de personas es posible realizar registro, seguimiento y gestión de capacitaciones para poder evaluar el impacto de las medidas tomadas y conocer su efectividad, o incluso realizar exitosamente procesos de onboarding a colaboradores que teletrabajan.

 

¿Qué son los beneficios sociales para los trabajadores?

Según Up Spain, compañía especialista en la gestión de beneficios para los trabajadores, el bienestar corporativo se ha transformado en una herramienta estratégica para las empresas, ya que cada día son más conscientes de que la calidad de vida, la reducción del estrés y la conciliación laboral son claves para aumentar su felicidad, y en consecuencia, mejorar su productividad.

 

Una de las maneras para alcanzar este objetivo es otorgar beneficios sociales a sus colaboradores, que se consideran a parte de su sueldo, por el trabajo que realizan.

 

Actualmente, gracias a la tecnología es posible conocer la opinión de los colaboradores sobre los beneficios sociales que ofrece su organización, lo que a su vez, facilita a los gerentes de RR. HH. identificar cuáles son los mejor percibidos. Por ejemplo, a través de plataformas para la gestión de personas, que permiten configurar, enviar y analizar encuestas, además de contar con reportería en tiempo real de los resultados. Estas encuestas son anónimas y pueden aplicarse en menos de una hora, lo que genera un 65% más de participación.

 

De esta forma, los software de RR. HH. ayudan a los líderes a tomar mejores decisiones y mejorar el bienestar de sus trabajadores, ya que permiten a medir el ambiente laboral, engagement y nivel de satisfacción, utilizando múltiples metodologías de evaluación para crear planes de acción adecuados, lo que repercute en personas más motivadas y comprometidas, y una operación optimizada. Además, permite a las empresas ser capaces adaptarse rápidamente a distintos escenarios, gracias los datos de los colaboradores, algo que será clave en el mercado laboral post pandemia.

 

Los beneficios sociales ideales para el 2021

Si bien existen diversos tipos de beneficios sociales, según Up Spain, hay algunos que son más necesarios que el resto: seguros médicos, beneficios de alimentación, formación, actividades de ocio, reconocimientos empresariales y facilitadores de la vida.

 

Seguros médicos

Son aquellos beneficios que ayudan a que los trabajadores mantengan su salud en el mejor estado posible, previniendo así las ausencias al trabajo. Algo que en el contexto actual se hace relevante, ya que ayuda a resguardar la salud y al mismo tiempo prevenir la propagación del COVID-19 u otra pandemia que pueda ocurrir a futuro.

 

En este sentido, la tecnología puede ser un gran aliado, ya que a través de las plataformas para la gestión de personas, es posible filtrar los datos de los colaboradores según edad, género, enfermedades preexistentes u otros factores característicos de la plantilla laboral, para identificar cuál es el seguro de salud que mejor se adapta a las personas de la organización.

 

Beneficios de alimentación

Uno de los beneficios sociales más comunes que otorgan las empresas son los tickets para comida o descuentos en restaurantes. En el contexto actual, en especial para quienes trabajan de forma remota, estos podrían ser reemplazados por alianzas con servicios de comida delivery. Por lo general, no cubren todo el gasto, pero sí suponen un ahorro mensual importante para el trabajador.

 

Formación

La formación es un beneficio bidireccional, ya que mientras el trabajador se siente valorado por la inversión que realiza su empleador en él, y suma nuevos conocimientos que le servirán para su carrera profesional, la empresa se verá beneficiada con estos conocimientos y podrá “explotarlos” en pos del cumplimiento de los objetivos comerciales.

 

Al mismo tiempo la formación y el conocimiento sobre nuevas tecnologías será clave. Según The valley Talent, head hunter en la búsqueda de talento para la economía digital, la implementación de metodologías como People Analytics permitirán a las gerencias de recursos humanos dedicar más tiempo a la realización de tareas de mayor valor, relacionadas con la gestión de talento en sí misma como el desarrollo de carrera o la formación, ya que en la actualidad suelen dedicar cerca del 80% de su tiempo a tareas administrativas.

 

Aquí la tecnología también resulta ser muy útil. Hoy existen software de RR. HH. que otorgan trazabilidad a las capacitaciones de los colaboradores de una organización. A su vez, este tipo de herramientas permiten gestionar y hacer seguimiento de las formaciones, brindando visibilidad a los colaboradores y alineando las necesidades del negocio con la planificación y posterior ejecución de cursos de capacitación.

 

Además, permiten detectar las necesidades de la empresa y realizar un plan de capacitación por competencias; gestionar los cursos estableciendo su modalidad, agregando sesiones y visualizando los cupos disponibles y sus participantes; configurar distintos flujos, permitiendo a los colaboradores mostrar interés y a las jefaturas inscribir a sus equipos; llevar registro de la asistencia y calificación de los participantes, determinando si cumplen con los requisitos del curso; además de filtrar y analizar los reportes en tiempo real para apoyar el desarrollo organizacional.

 

Actividades de ocio

Este beneficio es cada vez más común en las empresas y conlleva realizar actividades de ocio que ayuden a reducir el estrés, además de mejorar el estado físico y mental de los trabajadores. Por ejemplo: clases online de acondicionamiento físico, yoga o pilates, entre otros.

 

Reconocimientos empresariales

Los reconocimientos empresariales consisten en otorgar premios a los colaboradores, distinguiéndoles entre sus pares por conductas ejemplares, alineadas a la cultura organizacional y los valores corporativos.

 

Algunos ejemplos comunes son “el empleado del mes”, “el empleado más proactivo” o “el mejor compañero”. Estos reconocimientos motivan a los trabajadores y aumentan su bienestar dentro de la empresa, consecuencia del reconocimiento, además de la sensación de estabilidad y seguridad que provocan estas iniciativas en las personas.

 

Facilitadores de vida

Este tipo de beneficios son aquellos que buscan facilitar la vida de los trabajadores, con el objetivo de conciliar de mejor forma su vida personal y laboral.

 

Ejemplos de este tipo de beneficios son los servicios de lavandería en el trabajo y las guarderías, entre otros, siendo este último vital en el mundo laboral post pandemia, en donde muchas personas seguirán trabajando desde casa, por lo que no tener que cuidar simultáneamente a sus hijos será algo imprescindible. Si bien cada vez son más comunes, aún siguen siendo implementados mayoritariamente por grandes empresas.

 

5 ventajas de los beneficios sociales para las empresas en un mundo post pandemia

De acuerdo a Up Spain, existen cinco ventajas claves de los beneficios sociales para las empresas: aumentan la productividad, ofrecen ventajas fiscales, mejoran la imagen de la empresa, tributan a la seguridad social y favorecen la conciliación laboral.

 

Aumento de la productividad

Según una encuesta elaborada por la consultora Circular RH de Fundación Chile, solo un 18% de los trabajadores chilenos se encuentra en un estado de alto compromiso y motivación con su trabajo.

 

Ante este escenario, es que las empresas están incorporando los beneficios sociales, ya que no solo generan mayor compromiso de las personas, sino también aumentan su motivación generando alzas en la productividad. De acuerdo a La Harvard Business Review, un trabajador feliz y satisfecho puede aumentar hasta un 37% las ventas y el 31% su productividad.

 

Ventajas fiscales

Algunas compañías optan por aumentar los salarios en vez de ofrecer beneficios sociales a sus colaboradores. Pese a esto, los beneficios sociales suponen un importante ahorro para el trabajador, ya que cuentan con la exención de IRPF como principal característica fiscal.

 

Mejoran la imagen de la empresa

Los beneficios sociales muestran una real preocupación y compromiso de las compañías con sus colaboradores, por lo que mejoran considerablemente la imagen de las empresas y hacen que estas sean muy atractivas para futuros trabajadores.

 

Tributan a la seguridad social

Los beneficios sociales cuentan como parte del salario del empleado, por tanto, dichos beneficios tributan a la seguridad social. Según Sodexo, esto beneficios también permiten un ahorro inmediato para los trabajadores gracias a una inversión en su seguridad a más largo plazo, ya que también cotizan a la Seguridad Social.

 

Además, explican que las nuevas plataformas online hacen muy sencilla la personalización del plan de beneficios por parte del propio empleado, y facilitan la gestión de los servicios en cualquier momento y lugar, gracias a las apps móviles.

 

Favorecen la conciliación laboral

Si bien la mayoría de los beneficios sociales buscan mejorar la calidad de vida de los trabajadores, también tienen un impacto positivo en la conciliación laboral. En consecuencia, reducen el absentismo laboral y aumentan la productividad.

 

Los beneficios sociales son relevantes en este aspecto, ya que ayudan al bienestar de las personas gracias a la capacidad que tienen de generar satisfacción laboral, lo que se traduce en un mayor compromiso y rendimiento, aspectos necesarios para el desarrollo de cualquier negocio. Además, reducen la rotación en la plantilla, otro factor importante para que una compañía obtenga el máximo beneficio que le otorga la experiencia de un trabajador.

 

En este sentido, una vez más la tecnología resulta clave para los líderes de RR. HH. A través de la implementación de plataformas para la gestión de personas y People Analytics, es posible conocer qué empresas han captado a nuestros talentos, qué debemos hacer para evitar abandonos o cuáles son las mejores opciones de retención.

 

Por otra parte, el análisis predictivo de datos ayuda a pronosticar a partir del conocimiento de los colaboradores. Por ejemplo, una organización sería capaz de saber qué probabilidades existen de que los empleados renuncien, quiénes tienen una mayor posibilidad de abandono, en qué áreas se encuentran, qué habilidades críticas se verán afectadas y cuánto será el costo para reemplazar a quienes abandonen.

 

De esta forma, People Analytics es capaz de pronosticar resultados alternativos y crear planes efectivos de retención y contratación, además de calcular el riesgo de salida. Este análisis revelará la probabilidad de que los colaboradores abandonen y qué factores impulsan las salidas en 2021.

Nueva llamada a la acción